Para la cariñosa de RCN, las mujeres son pedazos de carne sin nombre.


Una foto de una mujer, de acuerdo a La Cariñosa de RCN

Creé una cuenta en twitter (@MetaOpinion, muy invitados están a seguirla) para seguir con más dedicación hechos relacionados con los medios de comunicación en Colombia. Me topé con la cuenta de la emisora La Cariñosa, de RCN (@AlertaBogota), en cuya página web hay un vínculo a una sección en la que se promociona la “Hembrita del día” y un catálogo de “Hembritas“. El catálogo de “hembritas” es una muestra de cosificación insuperable: las vistas previas son todas tetas o culos, mujeres sin caras, partes de cuerpos. Simples pedazos de carne anónimos. No hay nombre, no hay historia, no hay créditos. Ni siquiera un alias. No importa quienes son, si tienen nombre o carrera o nada. Da igual si es Larissa Riquelme o nadie, todas están igualmente cosificadas.

No voy a entrar a opinar sobre la calidad o el tono de las fotos. La Cariñosa es una emisora autodefinida como popular. Me imagino que eso les da licencia a los responsables de la página para configurar su sección de hembritas como la colección porno softcore de un preadolescente. Institucionalmente de un pésimo mensaje. De poco y nada le sirve a RCN contar con el concurso de la sexóloga Lucía Nader entre sus colaboradores si al tiempo que ella intenta -supongo- hacer algo de educación sexual, corporativamente la organización Ardila Lule considera que una estrategia válida de atracción de tráfico a sus páginas es la exposición de las mujeres objetificadas hasta el extremo de la negación de su identidad.

¿Estaría mejor si dijeran los nombres y dieran créditos por las fotos? ¿O si las fotos fueran más “artísticas”? No sé. Claramente el erotismo no se escapa de las distinciones de clase. Mientras que las mujeres en La Cariñosa son cosificadas como hembritas sin nombre y enmarcadas en una estética traqueta y popular, en SoHo los objetos sexuales tienen nombres, a veces grandes apellidos, fotos en blanco y negro e historias monótonas y repetitivas: que estudia derecho, que le gustan los animales, que su fantasía es hacerlo en un playa y que declina comentar sobre el sexo anal. Pero igual, hay concurso ganadero. Al parecer hay un círculo social en Colombia en el que mostrar las tetas en Soho haciendo pucheros en un escenario inverosímil es no sólo una señal de estatus sino un logro profesional. Es el mismo tipo de cosificación de La Cariñosa, pero para otra clase social. Para el tipo de audiencia para la que es válido titular “Veinte millones para quien tire al agua asesino de estudiante” es válido mostrar mujeres como pedazos de carne anónimos: es una revista popular. La gente del pueblo no dice “delatar” o “denunciar”, dice “tirar al agua”, no trata con viejas como en SoHo sino con hembritas; así son los jocosos salvajes de estratos bajos que La Cariñosa ha definido y construido como su audiencia.

RCN haría bien en dejar de decir que le preocupa la educación sexual de su audiencia o la violencia contra las mujeres. Es sencillamente absurdo que reseñen las preocupantes cifras de violencia contra la mujer y que citen a Nigeria Rentería diciendo que “Todavía tenemos arraigados estereotipos que no son muy claros, que no favorecen a la mujer y que generan mayor inequidad” cuando en su emisora popular, en la que usan el lenguaje de segunda que creen es adecuado para dirigirse a su audiencia, precisamente alimentan esos estereotipos y socavan cualquier campaña de sensibilización sobre asuntos de género. Resulta irónico que la misma organización la lidera compromiso social RCN y que  apoya el premio Mujer CAFAM, tolere una página como la de las tales hembritas de La cariñosa. Es lo que llaman segmentación de mercado: A RCN le parece que hay una segmento de la audiencia en el cual está bien vender basura y usar un lenguaje chabacano y ordinario y promover la cosificación de la mujer, mientras que hay otro segmento para poner actitud solemne, cara seria y dar medallas a las “mujeres BIT”. No es responsabilidad social sino estrategia de mercado inescrupulosa lo que tiene una empresa que se presta a llenar de basura sexista a un segmento de su mercado y a posar de benefactora  y responsable con otro. Esa es nuestra tele y nuestra radio. RCN, día a día aportando a la mala educación de su audiencia.

Anuncios

2 comentarios en “Para la cariñosa de RCN, las mujeres son pedazos de carne sin nombre.”

  1. “No es responsabilidad social sino estrategia de mercado inescrupulosa lo que tiene una empresa que se presta a llenar de basura sexista a un segmento de su mercado y a posar de benefactora y responsable con otro. Esa es nuestra tele y nuestra radio. RCN, día a día aportando a la mala educación de su audiencia”.

    Me ha gustado mucho el artículo, el segmente citado en el anterior párrafo, sintetiza perfectamente todo y es totalmente cierto.

    Muchas gracias por tomarte el tiempo de escribir, me gusta mucho este blog.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s