Petardo


El emancipador de la tiranía de la Ciencia: Juan Esteban Constaín.

Mi primera razón de recordación de Juan Esteban Constaín fue una columna suya de El Tiempo de hace años, no recuerdo cuántos, en donde decía dos cosas que hoy no olvido. Una era que sus libros favoritos eran algo así como los manuales de navegación europeos del siglo XV, o no sé si eran los mejores y por esos sus favoritos. Me acuerdo eso si, de no creerle en lo más mínimo. Creo de Constaín que le encanta decir que esos sos sus libros favoritos, pero que miente, que fanfarronea. Pero bueno: su doctorado es en Historia del Meditarráneo, de la Universidad de Venecia. De pronto es verdad.

Lo otro que recuerdo fue que en su columna se quejaba de que qué vaina, el tenía muchos, muchos libros. Y contaba que tenía. Incluía manuales de navegación del siglo XV en Europa, estoy seguro, y otras muchas rarezas y otras cosas. Muchas. Y que qué vaina, que ese montón de libros pesaban mucho, y que había tenido que trastearse, y que que duro tener tantos libros. Lo leí y lo releí y entonces pensé: qué petardo. En serio. Irónico o no. ¿Escribe Constaín pensando en algún tipo de audiencia? Tengo mucha plata. La tengo en lingotes. Pesan. Es muy duro cargarlos. ¡Y es que tengo tantos! Esta es la fanfarronería, la ridiculez. La sofisticación criolla en su variedad más pretenciosa.

En general, nunca leo a Constaín, porque prefiero evitar leer pendejadas. Pero de vez en cuando me llega noticia de alguna suya, como por ejemplo esta columna. Resulta que Constaín tiene una clase, en, ay, me parece tan chistoso como sale en Facebook o hasta en hojas de vida “Our Lady of the Rosary University”. En el Rosario. Clase que “en sus modestas proporciones, es para eso: para vacunar a los muchachos contra el terrible dogmatismo de la ciencia -la Ciencia como ideología y como religión, qué vanidad, qué estupidez…”. Un momento: la ciencia como religión. El blanco como… negro. El positivo como el negativo. Hay que ser muy ignorante para pensar que la ciencia se puede tomar como religión. Hay que ser no sólo ignorante, sino estúpido para en realidad no sólo creer que se puede, sino hacerlo, y tomársela. Pero para vacunar a la gente para que no lo haga, para eso si ya se requiere ser Constaín. Claro, habrá gente que se ha tomado la ciencia como religión. Así como hay gente que ha tomado insecticida para quitarse los piojos. ¿Es un problema ontológico del insecticida? No. ¿Lo es de la ciencia? Tampoco. ¿Es la ciencia como un insecticida? No es el punto. Pero no.

En su clase, que no es de modestas proporciones porque “es una clase rarísima para los muchachos de primer semestre. Es una especie de happening en el que hablamos de todo, desde las frases de Sancho hasta los sonetos de Shakespeare; desde el camino del Inca hasta las letras de Syd Barrett y las Meninas de Picasso.” Constaín vacuna contra el mal de ojo, contra la mordida de unicornio, contra la ciencia hecha religión.

En una muy buena columna que supera en mucho a la presente, Klaus Ziegler en El Espectador, expone de forma clara las razones por las que las burradas que dice Constaín sobre la “tiranía de la ciencia” son no más que argumentos trasnochados propios de cómo los ignorantes educados y cómo los palabreros de la ciencia ven la ciencia. No saben qué es, aún después de un doctorado.

La crítica de Constaín está de moda: es la crítica de la razón, y de la razón sistemática. La crítica que parte de un hecho cierto, que es que no sólo somos racionales, y que deriva en una conclusión asombrosa- quiero decir con esto, estúpida- : que como no sólo somos racionales, entonces apaguemos el cerebro. Ve mirá, en esta caverna hay más que diamantes, mirá que cuando alumbras por allá con la linterna no brilla la pared. Uy si, si, en esta caverna hay mucho más que diamantes. ¿Sabés qué? Apagá esa linterna. En esta caverna hay mucho más que diamantes. Brillante.

Anuncios

Un comentario en “Petardo”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s