La victoria de Petro y el talante de El Tiempo, o porqué El Tiempo es tan malo, parte VI


Gustavo Petro Alcalde en El Espectador.com

Cuando empezó la campaña por la alcaldía de Bogotá, y bueno, mucho antes, sabía que el Polo no iba a repetir. Entre los efectos nefastos de la alcaldía de Samuel Moreno uno que particularmente me dolía, era la derrota de la izquierda en Bogotá, que como símbolo político es tan importante. Perder Bogotá para la izquierda, me parecía nefasto, no sólo por lo que significa para mí ser de izquierda,  (prueba sencilla para saber si usted es de izquierda o no en esta columna), sino porque perder Bogotá es más o menos perder todo. No veía cómo la izquierda podría triunfar en Bogotá, y la única otra esperanza estaba en el partido liberal, y en David Luna.  Luna batió en franca lid a Carlos Eduardo Guevara Villabon (no, no es un nombre inventado), derrota que por transitividad debemos atribuirle sin matices a Rafael Pardo, así como el desastre de Samuel y del Polo en Bogotá, sin matices debe atribuírsele a Carlos Gaviria.

Y cuando Petro empezó con su campaña, yo vi el panorama muy difícil. Difícil porque me suponía que iba a haber un justo castigo a cualquier cosa que oliera a Polo, y Petro bueno, es un fundador de ese partido. Así lo hayan expulsado, así él los haya denunciado, y así él haya dicho de todas las formas y en todos los tonos el desastre que ha sido el Polo y de su relación con ellos (ver entrevista), mucha gente no le cree. No le cree porque, en honor al descubrimiento del agua tibia, yo he dado otra evidencia innecesaria de que, finalmente, la gente cree lo que se le da la gana,  no importan razones en muchos casos. La vi muy difícil para la izquierda porque Petro tiene una imagen negativa muy alta, porque iba con Peñalosa en contra, aunque este fuera tan mal, y porque hubo tanto apoyo mediático a esa alianza circense de Mockus con Parodi.

Bogotá es una plaza significativa electoralmente en Colombia. Y la ganó otra vez, y en circunstancias muy difíciles un candidato que así Antonio Caballero diga y rediga que no, con tanta rabia – tampoco hay que creerle todo a Caballero- es de izquierda.  Y ganó Petro. Para mí este hecho es indiscutiblemente la noticia política en Colombia. Además por su pasado insurgente. Qué tipo de cosa descerebrada y extraterrestre hay que ser en el mundo para no reconocer que esta es la noticia política en Colombia. Es un hecho obvio, en serio. Ah ya sé: se me ocurre el último corresponsal de las propagandas de Davivienda, ese que, como era extranjero, no podía entender expresiones que utilizaban lenguaje figurado, expresiones que existen, me aventuro a decir, en el 100% de las culturas y lenguajes humanos.  Es que a los extranjeros si que les pasan cosas chistosas en este país  tan único y tan especial que es Colombia: Colombia, el país en donde existe el lenguaje figurado. El riesgo, el riesgo es que te quieras quedar. Eeen fin,  ¿quién o qué hay que ser para minimizar la noticia política del día en Colombia? ¿Quién o qué hay que ser para ignorar al protagonista del hecho político en Colombia?

El Tiempo. O con más precisión, eltiempo.com, pero, es lo mismo. Le he dado recargar varias veces a mi navegador pero me sigue apareciendo en portada lo mismo: un titular que dice “Los grandes triunfadores de esta jornada electoral” y luego esta foto:

Noticia según El Tiempo: que cinco personas por ahí ganaron unas alcaldías.

En la que aparecen, entre nombres de tan alta recordación – en mi orden de recordación creciente y sin la ciudad, a ver quién adivina-: Rodrigo Guerrero, Elsa Margarita Noguera, Aníbal Gaviria y Campo Elías Teherán Dix. No soy dado a transcribir más del 10% de una noticia cualquiera, pero en este caso me voy a permitir transcribir el 100% de lo escrito por El Tiempo con respecto a Petro en esta nota:

“En el caso de Bogotá, Gustavo Petro, ex militante del Polo Democrático y desmovilizado del M-19, fue el vencedor en un hecho que significa la continuidad de la izquierda en el segundo cargo del país. (Vea acá infografía de los resultados en las alcaldías).

Petro, quien se presentó por el movimiento progresistas, se impuso gracias a la división de los votos del centro y de la derecha, y con un discurso de lucha anticorrupción y promesas de humanizar la vida en Bogotá. (Peñalosa reconoce su derrota y felicita a Petro).”

Estas son 90 palabras de las 430 de la nota, es decir, una quinta parte aproximadamente. De una quinta también es la parte de la foto que le toca a Petro. Y de una quinta categoría, me parece a mi,  es el tratamiento noticioso a ese man, como es que se llama, ese, ese,  el que ganó la alcaldía de Bogotá, ah si, Petro.  Muestra el talante ladino de El Tiempo por varias razones. Una, porque es que el señor se ganó la alcaldía de Bogotá, cuya importancia no podría recalcar lo suficiente. Dos porque es él quien la gana, y gústele a uno Petro o no, esto es sorprendente en un país en dónde hace no mucho el entonces presidente lo llamaba guerrillero vestido de civil y un man del partido que el fundó destruyo a Bogotá, física y espiritualmente. Y tres porque de esas miserables 90 palabras que El Tiempo le dedica a la noticia política del momento, primero de entrada lo define como un desmovilizado, y luego gasta 55 palabras explicando que si Petro ganó fue por la división del centro y la derecha, que igual, siendo un hecho cierto, explica hechos políticamente secundarios: ¿Que perdió Peñalosa? ¿Que perdió Mockus? ¿Que perdió Parodi?  ¡ Por favor! Olvidan los de El Tiempo reseñar además el detalle de que Petro podría tener la mayoría en el concejo.

El Tiempo puede ejercer su legítimo derecho de repudiar a Petro. Pero todo lo aquí narrado presagia que será difícil encontrar información confiable sobre la gestión de Petro en ese medio. Bueno, nada que sorprenda (ver la serie “Porqué El Tiempo es tan malo I, II, III, IV y V).  No sobraba advertir. ¿Y qué cómo se podía hacer? Vean El Espectador o Semana.

Anuncios

3 comentarios en “La victoria de Petro y el talante de El Tiempo, o porqué El Tiempo es tan malo, parte VI”

  1. Yo, en un acto masoquista, estaba escuchando la FM. Allí Santos, Vicky Dávila y compañia se enfocaron en dos hechos esenciales: uno, menos mal que Petro dejó de usar vestidos beige que más parecen de tapizado de buseta, lo que denota que ahora tienen asesor de imagen; y dos, el número de veces que él uso la palabra “colocar” en el discurso.

    Me gusta

    1. Yo me hubiera sometido al mismo sufrimiento, sólo por tener el placer de ver no es una caricatura de periodismo de baja calidad, sino que de verdad son así.

      Me gusta

  2. A mi me gusto mucho que ganara Petro tengo muchas esperanzas de cambio le va tocar duro porque tiene una cantidad de envidiosos enemigos pero este hombre tiene mucho talente y le cabe Bogota en la cabeza.

    Oye no le digas circense a Mockus porque el tiene derecho a hacer lo que quiera.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s