Colombia país de masacres


Márino López Mena, asesinado por paramilitares en Colombia en 1997

Si si, el café, las esmeraldas, la cocaína la marihuana, la pasión y ser echao palante, pero sobretodo, sobretodo, las masacres. Porque en Sudán y en Ruanda dicen que hay más desplazados y violencia. Pero resulta que hay una cosa que se llama el “índice de estados fallidos” (failed state index). Este año, Sudán, con un puntaje de 112.4, va de tercero. ruanda, la de las masacres esas horrorosas de Hutus y Tutsis nos gana: va de 45. Colombia no está en el primer lote de 38 países que se consideran estados fallidos, sino que está en el segundo lote, en el puesto 41, a sólo tres puesticos de ser otro estado fallido ( y ocho décimas en el índice, que ¿significan algo, realmente?). Entonces para tener tanta gente tan play, tanta más que en sudán o en ruanda, aquí hay como mucha masacre y sicópata asesino suelto ¿no cierto?

Y yo quiero reflexionar sobre cuales características de la idiosincrasia y cultura de esta amable gente que no se vara por nada y en ningún lado, han contribuido a posicionar este país como el masacrador número uno de sus ciudadanos. Porque si hablamos de otros genocidios y masacres, uno tiende a encontrarse con que a la gente de un pueblo la mata otra, de otra etnia o de otro país. En el conflicto entre Hutus y Tutsis había dos etnias y al menos tres países involucrados. Los israelíes matan palestinos, y viceversa, pero sobre todo, lo primero. Los rusos matan georgios, y así. Pero aquí, colombiano mata colombiano. Y eso que no hay conflicto.

En un análisis simple, para que en una sociedad hayan muchas, pero muchas masacres, se necesitan grandes cantidades de asesinos, y mucha gente a la cual matar. Aquí hay de las dos cosas. Pero otra cosa que se necesita es que las susodichas masacres se puedan ejecutar sin mayores reacciones. Supongamos por ejemplo que una banda de sicópatas asesinos llega a un barrio de bogotá, por ejemplo cualquiera, digamos Ciudad Salitre. Y empiezan a matar gente de las maneras más horribles que a uno se le ocurran. ¿Cuántos días cree usted que podría durar esta masacre? Supongamos que involucra elementos como que a alguien le quitan la cabeza y luego invitan a la gente del barrio a ver cómo juegan entre todos con esa cabeza un partidito de fútbol. La duración en días que yo estimaría para esta masacre es de por ahí 1/ 24 de día, o sea una hora, y no creo que se alcancen a echar el partido. La razón, pues que la gente empieza a llamar y aparece la policía y paran la cosa.

Pero en otros lugares de la patria, por ejemplo en la región del Naya en el año 2001, la masacre duró no uno, ni dos, ni tres días. Cuatro días. En estos cuatro días mataron gente de ocho pueblos o caseríos o lo que fuera. Desde el día uno llegaron desplazados a avisar al ejército lo que pasaba. No obtuvieron ayuda. Durante esos cuatro días ocurrieron cosas típicas de la masacre colombiana: degollamientos, violaciones a las esposas delante de los esposos, mutilaciones de miembros, estacas en las narices, y en general, evidencias de torturas inimaginables durante tiempos prolongados que terminan con tiros de gracia. Y a usted cómo le parece esto. Feo ¿cierto? Pero ¿se acordaba? ¿Sabía? ¿Cree que es verdad? Otra cosa que pasó una vez, es que en un sitio que se llama el Bijao, a un señor que se quería escapar de la masacre, bueno, primero lo pararon para que no se fuera. Luego lo pusieron a que les alcanzara unos cocos de una palmera. Y luego le cortaron una mano, y luego el brazo, y luego la cabeza. Delante de todo el mundo ¿no? Y luego adivine qué: el partidito de fútbol.

Yo había leído sobre el caso hace tiempo. La persona asesinada al parecer era un líder campesino, de nombre Marino López Mena. Como a todo ser humano no enfermo, la noticia me impactó profundamente. Y a la hora de escribir esta entrada me dije a mi mismo: tengo que mencionar a ese señor. Pero no me acordaba del nombre. Entonces me puse a buscar. Les voy a contar algunas de las combinaciones de términos que intenté para hacer esta búsqueda: masacre colombia, masacre afrocolombiano, masacre chocó, degollado, machete. Fue difícil porque aquí las atrocidades son tan usuales. Masacre Chocó da demasiados resultados; masacre colombia es bobear: Hay 2.505 episodios que le han representado el infierno en vida a hombres, mujeres y niños en este país de gente ingeniosa y apasionada . Me demoré mucho encontrando otra vez la historia de esta persona. Y en el largo proceso de hacerlo me encontré con cosas tan horribles y escalofriantes:

Mientras tanto, un helicóptero que volaba bajito ametrallaba las casas del pueblo. En una de ellas murió destrozado por una bala Libardo Trejos, quien se escondía junto a varios vecinos, y cuya sangre bañó durante todo el día a una niña de 5 años, que desde ese día no ha vuelto a hablar ni se ha recuperado del trauma

“…vi que había una mujer muerta en el piso… de repente reportaron a los comandantes de unos niños que estaban adentro de la casa… creo que estaban debajo de la cama… fueron sacados de allí al patio… se le preguntó al comandante que qué se hacía con estos niños y llegaron a la conclusión de que serían una amenaza en el futuro diciendo textualmente que ellos crecían y se volverían guerrilleros… por ese motivo se ordenó ejecutarlos en silencio…”

Durante dichos interrogatorios, a algunos de los secuestrados les cortaron las venas, los órganos genitales o les chuzaron los ojos” dice otro testimonio ante la Corte. Se estima que unas veinte personas no sobrevivieron a tal procedimiento.”

Cerca de Buenavista, otro pueblo flotante, se cruzaron con tres pequeñas canoas en las que ocho pescadores se disponían a comenzar su jornada. Estaban como a 60 metros, según los relatos de varios testigos, y sin detener las lanchas los paras comenzaron a dispararles ráfagas de metralleta. “Los mataron como si estuvieran jugando tiro al blanco”, afirma uno de los familiares de las víctimas. Igual suerte corrieron otros seis pescadores en la ciénaga de La Aguja

Todas estas cosas han pasado aquí. Y cosas peores. Y mucha gente no sabe, ni le importa. Este último es el ingrediente que falta en la receta para que este sea un país de masacres: la gente indiferente. Los “apolíticos”, la gente que cree que estos son inventos, o la gente peor que los justifica, o la gente que desde la comodidad descarada de bogotá dice que toda guerra tiene sus bajas, o la gente miserable que le hace desagravios a rito alejo del rio. La gente que cree que la política es aburrida, no tiene nada que ver con ellos, y que dice que pues desde que uno tenga trabajito y la familia esté bien, ah pues esas cositas realmente son tan lejos, que mejor uno echa palante, ¿cierto colombiano? Entonces, cuando pienso en cuales son las características de la idiosincracia colombiana que permiten esta abominación contra la vida, recuerdo frases tontas como que si no tuvieramos guerilla seríamos una potencia, o que somos más los buenos que los malos, y me da una risa amarga de pensar las pendejadas que se cree la gente.  No se necesita que sean más los malos que los buenos. Simplemente se necesita de mucha gente que le importe realmente muy poco la otra gente. Gente egoísta y ensimismada, gente que en realidad no ama la vida, sino su vida. El resto de las desgracias, viene por añadidura.

Anuncios

Un comentario en “Colombia país de masacres”

  1. DE ACUERDO!!! PAIS DE MIERDA ESTE LLENO DE GENTE PLASTICA E INDIFERENTE. LEYENDO ESTAS COSAS ME DUELE EL CORAZÓN Y ME DAN GANAS DE LLORAR. EN DEFINITIVA EL DIABLO CAMINA SOBRE LA TIERRA.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s