Caballero + toros = mala columna


Antonio Caballero, el izquierdista que le gusta la tauromaquia, u otra demostración de que la condición humana da para todo.

Creo que desde que empecé este blog, hace ya muchas semanas, Antonio Caballero no hablaba de toros. Se me había olvidado eso de él, por completo. Pensaba, “…cuando escriba algo de Antonio Caballero seguramente será recomendando alguna de sus columnas…” Pero no. Pensé en escribir una que se llamara “Todo el mundo se equivoca”, cuando hace un tiempo escribió una columna en la que intentaba ser chistoso, pero en realidad le salió una cosa ahí como floja, como sin gracia, ustedes podrán ver. Una decepción, fue la sensación que me quedó, pero bueno, nada que mereciera la pena comentar.

Pero ahora salió con lo que siempre le saldrá mal, con la defensa de lo indefendible: otra vez, su defensa de los toros. Es una columna tonta e innecesaria, evidencia de un riesgo que todos corremos, hasta una mente brillante como la de Caballero: ponerse al servicio de una causa estúpida. La columna es tonta por la misma razón por la que un “lomo” de cinco mil pesos es hediondo: porque el insumo es malo. Y aquí el insumo de la columna de Caballero es de lo peorcito que se podía conseguir, o sea un concepto del procurador. El procurador, como señala Caballero, seguramente escribió muchas idioteces, y pues bueno, que más se iba uno a esperar. Los argumentos del procurador son flojos y amañados, que novedad, y Caballero juguetea un poco con algunos seleccionados con pereza, como lo de sus beneficios económicos o que  la otra atrocidad de los gallos la ha nombrado gabo, o bueno en fin, pérdida de tiempo. Y pérdida de tiempo los intentos de Caballero por mostrar que son absurdos los argumentos. El hecho es que la tradición es un recurso tramposo que sirve para justificar de todo, pero generalmente, pendejadas sin sentido, o atrocidades. La ablación del clítoris, apedrear a las mujeres infieles, varias formas de sacrificio animal y en general infamias, se me vienen a la mente, todas ellas de alguna forma tradicionales en sociedades subdesarrolladas, sobre todo desde el punto de vista moral. El ultraconservador y derechista que tenemos por procurador usa la tradición como argumento. Y caballero recoge este pobre insumo y lo critica. Valiente gracia. Las vacaciones lo dejaron con pereza. Una gran bobada. Adornada con una perlas que francamente, son risibles: que “el arte se defiende solo” y que “Repito que el arte de los toros se defiende por sí mismo, sin necesidad de llamar en su auxilio a Musas prestadas de otras artes. Es autosuficiente.” ¿Autosuficiente? ¿Y además musa con mayúscula? No sea tan cursi.

Y luego la cultura del tipo desperdiciada. En uno de eso remates tan típicos de él en los que hace una cita de la cultura griega y luego un símil con la actualidad, Caballero nos cuenta el cuento de Freiné, sólo para reiterar por quinta vez que los toros son tan bacanos porque… son bacanos. Luego nos recuerda que si nos gustan los toros, no es obligación ir, que es un argumento sucio y deshonesto. No es gusto la cuestión. Es de ética política. Es de lo que es permitido, por medio del estado, hacer en una sociedad.

El concepto del procurador denota que debe haber algún interés mafioso detrás de que sigan los toros en colombia, pues de lo contrario el concepto hubiera sido en contra. Como la demanda la pone un ciudadano cualquiera, que caballero, suciamente también, llama “fanático y delirante”, pero sin un poder por encima de las leyes, o sea mafioso, entonces el procurador le da la espalda. Yo entonces, soy uno de esos fanáticos delirantes que no quiere más toros en Colombia. No me gusta porque soy de izquierda, o sea, me molestan los abusos de los poderosos, y la ausencia de regulaciones y sanciones al ejercicio abusivo del poder. Y los toros son eso: un abuso, así el toro pese quinientos kilos. Son una crueldad con una forma de vida sensible e inteligente. Con algo que uno puede mirar a los ojos y sentir empatía. Cualquiera que haya compartido con un animal lo sabe. La brutalidad en la muerte de estos magníficos animales, que es lo único que es evidente de ese ritual sanguinario, es paradójicamente, lo único que los aficionados a los toros se empeñan en negar. Dicen todo tipo de bobadas contraevidentes y absurdas.

Y luego termina todo en un asunto de discriminación social y cultural. Porque si usted es uno de esos que Caballero llama fanáticos delirantes, a la final resulta que lo que pasa es que usted es inculto. Y sin clase. Porque a las plazas de toros van dos tipos de personas: los criollos dueños de este país, y la gleba arribista. Unos y otros ven una cosa que uno, así sea de inteligencia promedio, no puede ver, y es el arte detrás de la cosa. Si si, el torero es la mujer y  todo eso, si si listo; mil veces me lo han explicado pero yo sigo igual de cerrado. Entonces usted es bruto. Y además es gleba arribista, y desde luego, por cuna no es criollo. Bruto, inculto y sin clase, por no estar de acuerdo con un abuso de poder arbitrario y sangriento. Es casi como un conservador hablando de alguien como Caballero, pero que a diferencia de él, no viva en la cabrera. A Caballero le han dicho traidor de clase y niño terrible. Creo que es mucho máslo segundo que lo primero. Qué fácil los oficios a una empresa maligna lo transforman a uno en todo eso a lo que se oponía.

Hay un archivo de audio que lamentablemente ya no funciona, era de un “Hora 20” con Fernando Vallejo, Antonio Caballero y María Jimena Duzán. El vínculo va aquí. Si alguien lo puede conseguir, lo recomiendo ampliamente. Es notorio el respeto que Caballero le tiene a Vallejo. Y la vaciada que le pega Vallejo a Caballero por ese gustico pendejo que tiene por los toros, es memorable. Si alguien lo tiene, se le agradece.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s