Alfredo rangel: coherencia en la indignidad


Se le abona a rangel la coherencia a prueba de todo que muestra en su más reciente columna en semana.  Incluso de la dignidad o del pudor. Para rangel tenemos que ser amigos, y los mejores amigos de estados unidos en américa latina, cómo sea. Cueste lo que cueste. Los vecinos: no importan. Que estados unidos haya sido la cagada, secundario. rangel reconoce que “…Estados Unidos ha perdido influencia en la región, es cosa sabida; que hacia ellos es creciente la desconfianza, también…” Pero él, fiel a sus principios,  recomienda esto: “con la dignidad en alto, y aunque suene paradójico, debemos tener claro que la forma más eficiente de garantizar nuestra soberanía nacional, es mantenernos como fuerte aliado bajo la sombrilla protectora de los Estados Unidos. Y para esto es necesario mantener Plan Colombia“.

¿Cómo se hace esto con la dignidad en alto? Sabrá rangel. rangel dice que hay que aliarse con el matón indeseable que ha jodido a todo el mundo. Si, la verdad si suena paradójico, pero tiene su lógica: la lógica de alguien pusilánime y rastrero, y sobre todo práctico: “Así pues, el asunto no es de unos dólares más o unos dólares menos, que los necesitamos todos y no nos sobran, sino de definiciones estratégicas de corto y largo plazo

A mí en introducción a la estrategia me enseñaron que uno tenía que mirar en donde estaba. A rangel al parecer también. Nos cuenta que “…El tema de la defensa nacional se está dinamizando con la reciente creación del Consejo Sudamericano de Defensa, liderado por Brasil. Colombia no se puede aislar en medio de esta dinámica general…”. Entonces para no aislarnos, adivinen que propone rangel: aislarnos. Sí, en serio. Acuérdense de la metáfora esa barata de estar en la “…sombrilla protectora de estados unidos…“. Esto, como diría rangel, suena paradójico, pero en su lógica vendida y absurda, es completamente coherente. No íbamos a ser tan idiotas de aliarnos con los vecinos, porque recuérdese la premisa máxima: amistad con los estados unidos a cualquier costo.

rangel ya había dado muestras de sus alcances cuando se prestó para crear una fundación independiente que se llama, a ver, a cagarse de la risa: una fundación independiente que se llama “seguridad y democracia”, fundada, a ver adivine cuándo se da este acto de independencia: el 19 de noviembre de 2002.  Es decir unos seis meses después de las elecciones del adalid de la seguridad democrática. Lo creerán a uno imbécil o qué.

La última columna de Rodrigo Pardo en cambio propone una alternativa que llama la atención porque parte de las mismas premisas básicamente, pero llega a una conclusión muy diferente, menos “paradójica”. Vale la pena contrastar y darse cuenta de cómo, cuando uno vende los principios a conveniencia, como rangel, abandona la posiblidad de razonar con claridad y se empieza a encontrar con montones de paradojas.
Lástima que en la columna de Pardo él habla de un tal “Pacho”. Ya leyéndola, uno se da cuenta de un favor que le quiere hacer francisco santos. Tratar de cambiarle a uno el imaginario de francisco santos, “pachito”, el idiotica irrelevante que todos sabemos es, al de un señor al que uno le diría “Pacho”. Señor idiota en tal caso. Para ser vicepresidente toca.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s